Invernales por Castellón

El 2017 se está caracterizando por una aportación importante de agua a los barrancos locales, lo que se ha llamado en la tele “Un tren de borrascas” y la ya conocida “Ciclogénesis explosiva” nos ha dejado el paisaje verde, las cimas blancas, el monte hermoso y los cauces llenos.

DSCF7701

 

El problema viene cuando esto se conjuga con deshielo de las nevadas en puntos más altos y días realmente desapacibles por las bajas temperaturas.

Pero ¡¿quién dijo miedo habiendo Kleenex y frenadol?! Si bien no es meterse en esos barrancos congelados que vemos en el feisbuk, también tiene su miguita remojarse en los barrancos de Castellón en pleno mes de diciembre y enero.

GOPR2797

En nochebuena 2016 fue el “Manzano”, que Armando y yo decidimos acometer con la alegría que le confiere el agua a ese barranco, pero en enero nos sorprendió “La Noguereta” que necesita la alineación de varios planetas para cargar (en este caso se han alineado cuatro borrascas seguidas), lo pasamos muy bien y disfrutamos de un precioso día en este barranco paisajístico donde los haya.

Algunas exploraciones más nos llevan al Azavarollo, barranquete juguetón afluente de la rambla de Santa Ana en Zucaina, que a la vez es afluente del Río Villahermosa, que a la vez es afluente del Mijares, otro paisaje cercano a descubrir y perfecto para practicar.

Y para finalizar esta crónica, la visita a Las Gribas, en la zona de Villahermosa (población) cerca de la frontera comunitaria con Aragón. Bueno aquí nos arriesgamos a no ponernos neopreno y lo acertamos, pero a pesar de ser un barranco seco, está bien formado y pasamos una mañana agradable.

 

Aquí tenéis los enlaces a la galería fotográfica de cada uno

NOGUERETA

AZAVAROLLO

LAS GRIBAS