Mallorca 2018

Isla de Mallorca, final de abril principio de mayo de 2018

Después de una larga espera y de un ingente esfuerzo de organización, llegó el momento de cruzar el Mar Balear y aterrizar en la isla de la calma o “insula maior”, como la llamaban los romanos.

Pero no es precisamente  calma lo que buscamos, ni playas, ni danzas cortesanas; hemos ido a medir nuestras fuerzas con las peñas y “torrents” de la Serra de Tramuntana, poderosa hueste calcárea que ya nos desafió en aquella visita de 2012.

Con al grito Almogávar de “Desperta Ferro” disponemos cascos, mosquetones, descensores, cuerdas y demás pertrechos de batalla para el enfrentamiento contra la naturaleza, que impertérrita espera nuestra incursión a lo más hondo de sus vísceras.

IMG-20180501-WA0025//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Empieza la épica de madrugadas, largas caminatas y cargas como acémilas el sábado 28 de abril, día que nos enfrentamos en famoso lance contra el caballero “Mortitx”, después de una corta noche velando armas en casa de nuestros anfitriones (Cristian y Cesca) en la población de “Esporles”.

DSCF8458//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSCF8450//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

MORTITX: Noble adversario que se deja descender a través de una preciosa concatenación de saltos, destrepes y rápeles entre una amalgama de verdes y turquesas de sus aguas y de la vegetación colindante, al final nos sorprende el salto al mar que nos recibe con un intenso azul zafiro, es allí donde nuestro batelero nos espera para llevarnos al amparo de la tierra firme no sin antes disfrutar de la magnificencia de los acantilados del norte de la isla. El esfuerzo se hace notar, pero el ánimo ante tanta belleza nos deja preparados para disfrutar la barbacoa que vendrá más tarde.

DSCF8482//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSCF8491//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

VÍDEO DE MORTITX

Si dura fue la batalla contra tan valiente caballero, el domingo 29 tenemos lid en los infiernos y el cometido es derrotar o por lo menos sobrevivir a la bestia del inframundo “Sa Fosca”; tras el paso azul y verde sobre lomos del dragón “Gorg Blau”, seremos recibidos con el cartel de “Abandone toda esperanza aquel que ose cruzar esta puerta” que Dante y el poeta Virgilio ignoraron, al igual que nosotros, para adentrarse en los nueve círculos del ultratumba.

20170307_002325A//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSCF8531//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

GORG BLAU – SA FOSCA: Los que ya conocíamos el lugar envidiamos a los que por primera vez van a deleitarse por el factor sorpresa, no olvidemos que estamos en una de las referencias principales del barranquismo en Europa, galerías oscuras envueltas por nuestro propio vaho que forma espíritus etéreos y nos envuelven por todas partes como si de los condenados del averno se tratara.

DSCF8248//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

G0044002//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Tras haber resistido con arrojo los gritos de los malditos en aquellas entrañas, el lunes 30 somos hechizados por la oscura bruja “Na Mora” a la que exhortamos a que nos permita el paso bajo su benevolencia; cautivados por su belleza somos presa de poderosas seducciones en forma de roca, agua y colores para por fin desembocar en el mar.

VÍDEO GORG BLAU – SA FOSCA

 

DSCF8565//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSCF8584//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSCF8259//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

NA MORA: pero si bien la bruja no nos impide el paso, si que es Poseidón el que nos detiene ante su reino, lo que había sido un paso libre y despejado a través del “torrent”, el salto final al mar se nos antoja imposible, una tremenda bravura en el angosto pasillo por el que tenemos que nadar hasta aguas más abiertas donde nos espera la barca hace este paso inviable; Caribdis y Escila están ansiosas de cobrar tributo humano, lo que no estamos dispuestos a permitir; en principio buscamos la salida por un escape expuesto ya que el remonte sobre nuestros pasos es impracticable, alguien ha retirado el material y nosotros no habíamos contemplado la posibilidad, la única salida a considerar es una escalada de III grado pero con compromiso de hasta 80 metros de patio, pero la falta de material y el peligro que entraña, nos hace replantear la proeza, por supuesto la barca ya hace horas que ha partido sin nosotros, así que con la caída del sol y dispuestos a pasar noche en el lugar a la espera de rescate, vamos preparando el vivac.

DSCF8256//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

DSCF8260//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Pero los milagros existen, los dioses aplacan su ira o por lo menos les vence el sopor, así que con una relativa calma en los embates del mar y ya con la oscuridad cubriendo nuestras cabezas oímos de nuevo la llegada de nuestro particular Caronte. Por turnos nos arrojamos al agua y no sin algo de resistencia logramos llegar a la barca que amenazada por los escollos, nos espera en la cala; nadamos los meandros sinuosos de la salida y nos dirigimos a élla como náufragos desesperados hasta ser llevados al abrigo del puerto donde celebramos nuestra suerte y el fin de tanta adversidad; son las 22:00 horas y un grupo de siete barranqueros mojados y ataviados con nuestros pertrechos, cruzamos el animado puerto de Sóller ante la estupefacción del nutrido número de turistas que se toman copas en las terrazas.

VÍDEO DE NA MORA

1 de Mayo, el duro combate del día anterior nos impide retar a la serpiente “Coanegra” tal y como teníamos previsto, así que le enviaremos a nuestros padrinos para posponer el duelo para otra ocasión, no hubiésemos sido rivales dignos, sino torpes y obtusos  por el cansancio de tanta contienda.

DSCF8596//embedr.flickr.com/assets/client-code.js

Y rendidos por esta trayectoria, regresamos al hogar, al reposo y a la fiera rutina, si bien más cruel que los seres a los que nos hemos enfrentado en esta nueva aventura. Menos mal que la memoria reciente nos permite combatirla con la evocación del regocijo, camaradería, acción y la fascinación que nos ha dejado esa isla a la que ya juramos veneración eterna.

Muchas gracias a nuestros queridos anfitriones, Cesca y Cristian que nos han regalado su morada, su tiempo y su compañía en estos días tan intensos.

Que esta crónica sirva para eludir el olvido.

Componentes: Armando, Raúl, Cesca, Cristian, Negri, Javi, Toni y Loren

Álbum Mortitx

Álbum Gorg Blau – Sa Fosca

Álbum Na Mora

Relive Mortitx:

Relive ‘Afternoon Apr 28th’

//cdn.embedly.com/widgets/platform.js

Anuncios